Embarazo en la Adolescencia

Es tu futuro, es tu decisión…  La sexualidad… ¿de que se trata?

La sexualidad es una manera de expresar nuestras emociones y deseos. La relación sexual es una expresión de la sexualidad que tiene que ver con la comprensión, la comunicación, la intimidad y el amor a nuestra pareja.

La sexualidad es mucho más que relaciones sexuales. Es una parte natural, saludable y hermosa de la vida… cuando se ejerce con responsabilidad.

Para hacer el amor con respeto y responsabilidad primero debes conocer bien tu cuerpo: respetarlo, aceptarlo y tratarlo con amor.

Las decisiones sobre tu vida sexual tienen consecuencias que pueden afectar toda tu vida. Por tanto tienes la obligación de ser responsable al tomar esas decisiones y conocer sus consecuencias.

Saber decir NO a una propuesta que puede hacerte daño es señal de madurez. Tener relaciones sexuales por complacer a otras personas te hará sentir un gran vacío y puede llevarte a un embarazo que no deseas o a infectarte con una enfermedad de transmisión sexual. Además, dejar tu vida y tu futuro en manos de otros, es valorarte poco.

Si te embarazas ahora… ¿Qué pasará?

Los embarazos en jóvenes son de alto riesgo. La mayoría presenta complicaciones médicas como anemia y hemorragias. Si la cabeza del feto es mas grande que tu pelvis habrá sangrado del cuello de la matriz, y el parto puede ser prematuro, o prolongado y muy difícil, pudiendo provocarle la muerte a la adolescente.

Además de estas complicaciones físicas, hay otras psicológicas y sociales. Enfrentar un embarazo sin suficiente estabilidad y madurez emocional te provocara ansiedad y confusión, dificultara tu proceso de desarrollo como persona y tu habilidad para enfrentarte a nuevas funciones y responsabilidades.

Tu vida social cambiara, ya no podrás compartir igual que antes con tu grupo en las actividades que te atraen y disfrutas, como fiestas y salidas. Tu nuevo papel será cuidar tu bebé, trabajar para mantenerlo, atender el hogar, lavar la ropa, etc.

Tu posibilidad de estudiar y prepararse se verá limitada, así como tu realización personal y profesional. Con poca preparación tendrás menor posibilidad de conseguir un buen trabajo y un buen sueldo.

¿Cómo evitar un embarazo que no deseas?

Las mujeres muy jóvenes no están predatadas para la maternidad, por eso lo mejor es esperar hasta tener más edad antes de salir embarazada. Decidir no tener relaciones sexuales, es decir la abstinencia, es una buena opción.

Si ya esta teniendo relaciones sexuales o tienes pareja fija, es importante conocer los métodos de planificación familiar para elegir el que mas te convenga. Consultar a un medico para que le recomiende el mas adecuado.

Organizar tu tiempo libre, únete a otros jóvenes de tu entorno y planifiquen juntos lo que quieren hacer con su futuro y su comunidad. Practica el deporte que mas te guste o participa en grupos artísticos, culturales o religiosos. Todo lo que necesitas es entusiasmo y dedicación.

Recuerda:

La comunicación con tu familia tiene un gran valor. Hablando con tus padres o hermanos puedes aclarar muchas dudas e inquietudes. Algunos padres son tímidos nunca hablan sobre sexo u otros temas que consideran prohibidos. Trata de romper el hielo y hablar con ellos poco a poco. Esa interacción familiar ayuda a resolver tus problemas emocionales y a afianzar tu autoestima.

La autoestima es el valor que te das como persona, es la forma como percibes tus habilidades, tus meritos, tu manera de ser y hasta de tu imagen. La autoestima nace de las opiniones o imágenes que los demás tienen de ti, sobre todo las personas que son importantes en tu vida, como tu padre, tu madre, tus maestros, tus amigos y tu pareja.

Eres muy importante, por eso es necesario que cuides tu salud y que conozcas como funciona tu cuerpo, que aprendas sobre los métodos para prevenir el embarazo y, sobre todo, desarrolles la capacidad para resistir las presiones de manera que puedas tomar las decisiones correctas sobre tu sexualidad y tu futuro.

Los y las adolescentes no están preparados, física ni emocionalmente, para los riesgos y la responsabilidad de un embarazo. Para evitar la angustia de un embarazo no deseado, aun se utilicen anticonceptivos, o una enfermedad de transmisión sexual es aconsejable posponer el inicio de las relaciones sexuales.

Please publish modules in offcanvas position.